Fabián Severo

Fabián Severo

21 ago. 2011

Poema 44 de Noite nu Norte (Bilingüe)


Cuarenticuatro

El Negro deu de Navidá
la sía de Judas pra mi madre.

Los visiño dinfrente fiserum um Judas
i botarum ele sentado na sía. 
De noite puserum bomba i prenderum fogo.

Au otro día, bien sediño
el Negro foi i trose la sía pras casa.
Limpó toda, lijó i deu uma boa mano de pintura
dispós clavó uma almuada veia
i la sía ficó noviña.

Mi madre istava felis
agora tiña sía pra fasé as costura.
Ela nunca avía tido Navidá.


Cuarenta y cuatro

El Negro le dio para Navidad
la silla de Judas a mi madre.

Los vecinos de enfrente hicieron un Judas
y lo pusieron sentado en la silla.
De noche pusieron bombas y prendieron fuego.

Al otro día, bien temprano
el Negro fue y trajo la silla para casa.
La limpió toda, la lijó
y le dio una buena mano de pintura.
Después le clavó una almohada vieja
y la silla quedó nuevita.

Mi madre estaba feliz
ahora tenía silla para hacer las costuras.
Ella nunca había tenido Navidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario