Fabián Severo

Fabián Severo

6 jun. 2011

Mucho más que cualquier puente

Mucho más que cualquier puente
MADELEINE SAUTIÉ rodríguez
madeleine@granma.cip.cu
Marcelo Silveira y Fabián Severo son las jóvenes voces que en honor de la poesía y de su país regalan su talento al público cubano que por estos días celebra, entre muchas otras revelaciones artísticas, la Semana de la Cultura Uruguaya.
Foto: Yander ZamoraFabián Severo (a la izquierda) y Marcelo Silveira en la UNEAC.
La sala Villena de la UNEAC fue privilegiada con la presencia de estos peculiares poetas, acreedores del aplauso espontáneo, que comparten la misma patria aunque en sitios diferentes del interior. También los une, como bien acotara al presentarlos, Milton Fornaro, director de Comunicación del Ministerio de Educación y Cultura de ese país, el empeño por construir, desde sus propios horizontes, mundos maravillosos donde el respeto por la creación y las ganas de domar, a favor del bien, los sustantivos y los adjetivos, y de hacer, a partir de lo conocido, algo nuevo, los inscribe en la honda tradición poética del Uruguay, y los ubica en ese grupo creciente de artistas contemporáneos que cada vez asume mayor conciencia del momento que estamos viviendo.
Marcelo prefiere recitar sus poemas, concebidos en su mayoría con rima, y sujetos, por demás, a normas estróficas; tiene predilección por los temas sociales, el erotismo y la mujer, y halla una sensible asociación entre la geografía —motivo de sus creaciones— y su universo interior, por lo que ella es recurrente metáfora en sus textos.
"Me interesa ese cruce entre geografía y poesía, dice a Granma. Desde el territorio de la lengua canalizo la poesía. Y aunque también escribo cuentos me cuesta alargar el chorro, la poesía tiene ese poder de síntesis que me permite decir mucho en un período corto."
Poemas como Intemperies, Dinosaurios, Incertezas y Geógrafos, le exteriorizan esas hondísimas impresiones a las que vuelve una y otra vez, aunque siempre con nuevos rostros, en sus inspiraciones. La elegancia con que mezcla los referentes por los que opta para elaborar su poema resulta indiscutible: Pronuncia mi mano la toponimia que luego,/ repitiendo deletrea mi lengua/ hago dibujos de mapas/ que compilo en un atlas a la manera de Bleau/ fijo en tu ombligo la rosa de los vientos (... )/ trazo el planisferio de tu piel inédita mintiéndome un rato (... )/ y te dejo ir (... ). /Me he quedado sin planos.
Fabián —natural de Artigas—, profesor de Literatura, corresponsal de la revista enlaCES, animador y coordinador de talleres literarios, acaba de publicar el poemario Noite un Norte, en portuñol, simpática mezcla del español y el portugués, que es tan vieja como esa frontera que separa a su país de Brasil y que implica el permanente abrazo de culturas.
Esos códigos, de más de 250 años de existencia, restringidos a lo doméstico y lo cotidiano, y por demás, secretos y prohibidos, constituyen el canal de expresión de este joven bardo cuyas creaciones son un continuo dialogar con un pasado que apunta hacia la niñez plegada de pobreza y de vicisitudes.
En sus anecdóticas composiciones, que prefiere enumerar antes que titularlas, figuran el primer perro de la infancia, la maestra que enviaba en las libretas a la madre del niño mensajes en español —la lengua oficial que esta no entendía—; la escasez de alimentos; pero también, y de qué modo, el amor maternal haciendo de tripas corazón para alegrar el hogar en el que faltan bienes materiales, pero se gestan en saludable abundancia los valores esenciales de los seres humanos.
Para cerrar —aunque dejan por el calor y el juicio con que consiguen quedar en la sensibilidad del público las puertas bien abiertas a su obra— se truecan entre sí los últimos textos: Marcelo lee en portuñol, Fabián recita rimas perfectas y hacen ambos honor a los pilotes, sostén de cimientos bien resumidos en los versos concluyentes: "Nosotros somos la frontera/ más que cualquier río y más, mucho más/ que cualquier puente". 

Extraído de: 

http://granma.co.cu/2011/06/03/cultura/artic02.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario