Fabián Severo

Fabián Severo

23 feb. 2011

Carta sobre Noite nu Norte

Fabián querido.

De manos de Laurita me llegó tu libro y ya al abrirlo me perdí por las noches del norte...y allí me quedé, fui y vine a la hora en que el sol se esconde y tú cerrabas la portera y te adentrabas en ti...yo también me adentré porque tú escribiendo me lo permitiste, en ese mundo tuyo cerrado con candado sobre la línea de la frontera, ese mundo sin presidente y con un río que se va no se sabe dónde.


Y tú, por el poder de las palabras maravillosmente irrepetuosas con el diccionario, ya, libre en el aire de todos tu portuñol que te permitió a ti no olvidar y a nosotros conocer.


Estuve en la calle de Doña Mary que fue por siempre su calle cuando ella se fue, fui a la escuela contigo y concí a la detestable maestra Rita, al terreiro de Ellisa, soñé los sueños de la Negra en las noches largas del Norte, escuché las cigarras dueñas de las tardes de verano y me congelé en las tardes de nadie del invierno.

Y como volví al sur con la riqueza en el corazón de un leguaje nuevo para mí que tú me regalaste, y tomé tus palabras prestadas para contarte mi viaje por tu paisaje y por tu alma.

Mi abrazo

Susana

No hay comentarios:

Publicar un comentario